Cumbia, rock, folclore y tango: cómo será la fiesta de asunción de Alberto Fernández en Plaza de Mayo

Música Varios

Adriana Varela, Juanse, Rocío Quiroz, Iván Noble, Barbi Recanati, David Lebón, Eruca Sativa y Litto Nebia, entre otros, animarán la fiesta del 10D en Plaza de Mayo

“Democracia para siempre. Patria para todxs”. Con ese eslogan, la vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner posteó el domingo en sus redes sociales –y simultáneamente cientos o miles de usuarios más– la invitación a la celebración del “10D”, la fiesta que el martes coronará la asunción de Alberto Fernández y el regreso del peronismo a la Casa Rosada.

Más allá de las ceremonias protocolares formales de asunción, jura de ministros y recepción de delegaciones internacionales, la fiesta popular se dará sobre un escenario ya montado en Plaza de Mayo durante toda la tarde del martes, que se espera con altas temperaturas, literales y emocionales.

Casi de manera simultánea al momento que se espera que Alberto Fernández y Cristina Kirchner lleguen en auto desde el Congreso –ya ungidos Presidente y vice–, a las 13:45, comenzará el festival de música, un verdadero collage de artistas populares de casi todos los géneros, épocas y estilos.

Será con presentaciones breves, de tres temas cada uno. Y la posibilidad, aún incierta, de un cierre sorpresa. Habrá de todo: de Eruca Sativa a Iván Noble (¿junto a Los Caballeros de la Quema para tocar “Avanti morocha”?); de Bersuit a Adriana Varela, de Rocío Quiroz a Bruno Arias, de La Delio Valdés a Conociendo Rusia junto a David Lebón. Cumbia, rock, tango, ritmos latinoamericanos y un cierre con todos y todas para entonar el Himno Nacional.

El escenario donde mañana pasarán más de 20 artistas en Plaza de Mayo, ya sin rejas (Thomas Khazki)
El escenario donde mañana pasarán más de 20 artistas en Plaza de Mayo, ya sin rejas (Thomas Khazki)

No faltarán los artistas preferidos del futuro Presidente de la Nación, las bandas de rock canción Estelares, Ella es tan cargosa, Los Tipitos, Los Súper Ratones y, por supuesto, su amigo y Santo Padre del rock nacional, el rosarino Litto Nebbia, quien estará a cargo del último show, cerca de las 19, antes de que Alberto y Cristina salgan al célebre balcón de la Rosada.

Ya sin las rejas que el año pasado se instalaron como “cerco de seguridad” y que dividían la Plaza de Mayo en dos, será la artista de cumbia Rocío Quiroz quien abrirá el festival. Detrás de ella se sucederán otros 20 shows, todos de no más de media hora y, según explicaron fuentes de la organización y confirmaron algunos artistas, el futuro gobierno sólo les pagará los gastos de traslado de personal y equipo: “Un monto simbólico”, comentaron varios de los artistas invitados a este medio. Altas fuentes de la organización además confirmaron que el gasto total del festival rondará los 60 millones de pesos.

La organización del show estuvo a cargo especialmente de Ignacio Saavedra, responsable del armado del búnker del Frente de Todos en el C Art Media de Chacarita, y contó con la ayuda de otras áreas del futuro gobierno, como el equipo de Tristán Bauer, futuro ministro de Cultura.

Iván Noble subirá al escenario con su mítica banda Los Caballeros de la Quema (Télam)
Iván Noble subirá al escenario con su mítica banda Los Caballeros de la Quema (Télam)

Luego de Quiroz vendrá la artista indie Barbi Recanati, y seguirá el grupo de música latina Sudor Marika, que se hizo conocido masivamente por ser el autor del huaino que musicalizaba el flashmob de la campaña de Matías Lammens (“Si vos querés, Larreta también”).

Después del baile vendrá un poco de folclore con Bruno Arias y luego la primera de las bandas preferidas de Alberto Fernández, Los Súper Ratones (que días atrás sacaron su primer disco tras diez años de silencio). Detrás de ellos vendrá el rock puro y duro del poderoso trío Eruca Sativa y después otra de las bandas admiradas por el Presidente, la de los hermanos Rodrigo y Mariano ManigotElla es tan cargosa. La banda de Castelar fue la primera en anunciar su participación, vía Twitter, el viernes, cuando todavía la información circulaba en su formato más banal: el rumor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *