Música para sordos: los originales videclips en lenguaje de señas

Música

Curiosa iniciativa
Una actriz chilena desarrolló un innovador método para hacerles conocer las canciones famosas a quienes no pueden escuchar. Mirá los videos de sus performances.

Para la mayoría de las personas, las canciones son plenamente identificables. Pero, ¿qué sucede con quienes no pueden escuchar? Eso es lo que se preguntó hace más de cuatro años la actriz chilena María José Siebald, creadora del grupo de performance e intervenciones «Nerven & Zellen», una iniciativa que busca acercar a las personas no oyentes al mundo de la música.

Cuando era pequeña, Siebald vivía cerca de una escuela de sordomudos a la que le prestaba especial atención. Pasaron los años y esos recuerdos provocaron que de grande se animara a desarrollar sus habilidades como actriz con la comunidad sorda, en un ejercicio sin fines de lucro para descubrir nuevos lenguajes y dar el placer de la música a un grupo habitualmente apartado de ella.

«No veo a las personas sordas como personas enfermas, las veo como personas normales, que tienen una necesidad musical como la tengo yo también, y como la tenemos todos. Y mi trabajo es cómo explicarles (a los sordos) qué es la música. En qué consiste. No es sólo voz, no es sólo instrumentos, tiene que ver con una sensibilidad», aseguró.

La actriz explicó que muchas de las personas con baja audición conocen la música, por ejemplo electrónica, subiendo mucho el volumen y notando las vibraciones. Pero ella apuesta por más. El grupo interpreta canciones en lenguaje de señas y versiona videoclips de grandes éxitos especialmente diseñados para ser entendidos por la comunidad sorda, que también pueden ser admirados por los oyentes.

Nerven Zellen comenzó a grabar videoclips adaptados en 2010, todos con una estética «drag queen» en la que todo se exagera para hacerlo más explícito. Han interpretado «We are sudamerican rockers», del grupo chileno Los Prisioneros, «Rock with you», de Michael Jakson o «Un año de amor», de la española Luz Casal.

En el comedor de su casa, comienza su transformación: maquillaje, pestañas postizas, pintalabios, vestido apretado y una enorme peluca que la convierte en un instante en la fallecida cantante inglesa Amy Winehouse para interpretar el tema «Tears Dry on Their Own» en el patio de la Asociación de Sordos de Chile. María y sus compañeras mueven sus manos, sus cuerpos y sus labios para hacer sentir la música a los espectadores sordos. Y lo logra. Al final de la canción levantan sus palmas en señal de aprobación, en medio de un silencio apenas interrumpido por los oyentes. Varias chicas y chicos le piden fotos y selfies tras su actuación.

Su iniciativa es valorada por la comunidad sorda chilena, que reúne a unas 500.000 personas. A Jorge Carvajal le gustan los videoclips, porque le agregan movimiento a las melodías y le permiten aprender a bailar de forma visual. «Si hay subtítulos no se concentran en la actuación, de la misma manera que si hay un intérprete de señas que sólo traduce. Cuando no hay movimiento, no miras y te desinteresas», contó a través del intérprete otro de los espectadores, Pablo Saldías.

Fuente: AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *