Antiestrés natural

te

Existen en el mercado cientos de pastillas para calmar los nervios, la ansiedad, y el estrés. Pero los que prefieren mantenerse lejos de los fármacos y consumir productos naturales, pueden optar por la valeriana ¿De qué se trata? La valeriana es una planta originaria de Europa y algunas zonas de Asia, aunque en los últimos tiempos se comenzó a cultivar en América del Norte. Suele crecer en los bosques húmedos y al borde de las corrientes de agua. Su tallo puede alcanzar de 20 a 120 cm de altura y sus flores son pequeñas de color rosa pálido.

Esta planta data de la época de la antigua Grecia, cuando ya era utilizada como hierba medicinal. Hipócrates describió sus propiedades y Galeno la prescribió como remedio para combatir el insomnio.

En la actualidad, la valeriana ha demostrado tener muchos beneficios por lo que se utiliza como un agente sedante que relaja el sistema nervioso y el cerebro. Es recomendada para el insomnio, afecciones relacionadas con el estrés y la ansiedad, depresión, dolor de cabeza, malestar estomacal, y algunas otras alteraciones.

Para la elaboración de los productos que contienen dicha planta, lo que se emplea en la preparación es el aceite esencial que se obtiene de su raíz y que posee una potente acción sedante. Si se quiere preparar una tisana de valeriana, se necesita tomar una buena cantidad de la planta y hervirla por 15 minutos, siguiendo el procedimiento clásico que se emplea para toda tisana. Luego se deja reposar por unos 5 minutos y se cuela.

En cuanto a sus advertencias, los especialistas recomiendan, por ejemplo, que no se manejen u operen maquinarias peligrosas después de tomar valeriana, que se disminuya la dosis en forma gradual durante 1 o 2 semanas antes de dejar de tomarla completamente, que durante el embarazo o la lactancia evite su uso, y que se deje de tomar valeriana por lo menos 2 semanas antes de someterse a un procedimiento quirúrgico.

La valeriana es, al igual que el tilo, una hierba que está totalmente recomendada ya que posee excelentes propiedades relajantes y sedantes. De todos modos, hay que cuidar el exceso, ya que puede provocar un descenso de la presión arterial. Lo más recomendable, como siempre, es acudir a un médico de confianza y hacer las consultas necesarias para utilizar este antiestrés natural sin poner en riesgo la salud.

www.ciudad1.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>