Las diez mejores canciones que hicieron clásico al britpop

pulp

Nació a comienzos de la década del ’90 y tuvo gran popularidad entre 1994 y 1996. Acá, un breve repaso por las mejores diez.
Las diez mejores canciones que hicieron clásico al britpop

Sin duda, no alcanza un “top ten” para todas las grandes canciones que dio y da el britpop. Sin embargo, acá te mostramos esta selección imprescindible del género.

1. Common people (Pulp)

La lucha de clases convertida en himno pop. Uno de los grandes momentos no del britpop, sino de toda la historia de la música británica.

2. Stay together (Suede)

La versión larga, de ocho minutos, es el épico legado de un Bernard Butler al que Suede ya le quedaba pequeño. Como single, sus caras B (“The living dead” y “My dark star”) también están entre lo mejor de la banda.

3. Parklife (Blur)

Una introducción con versos del actor Phil Daniels (Quadrophenia) sobre la vida más monótona posible. Junto a “Common people”, definió una época.

4. Connection (Elastica)

Su álbum debut era una colección de singles. Éste podría ser de 2012 y volvería a causar el furor que provocó en 1994.

5. Live forever (Oasis)

Su arranque (“Maybe I don’t really want to know/How your garden grows/’Cause I just want to fly”) dice mucho del espíritu de los tiempos y del de la banda. Es la canción con la que Noel se ganó el gobierno de Oasis.

6. Alright (Supergrass)

Otro ejemplo de que el del britpop fue un tiempo de optimismo, fecundo en estribillos pop como ningún otro periodo de la música de los últimos 40 años.

7. Wake up boo! (The Boo Radleys)

Cuando Martin Carr y compañía abrazaron el pop, regalaron al mundo una de las canciones más luminosas del mundo.

8. Animal nitrate (Suede)

Tema fundacional del britpop, en el que Brett Anderson descargaba toda su provocación y ambigüedad sexual.

9. Sleep (Marion)

La mejor canción de una de las promesas rotas de la época.

10. History (The Verve)

De cuando Richard Ashcroft sí conseguía conjugar su desmedida ambición con el resultado musical. Una inspiradísima y desolada pieza orquestal con arranque de William Blake.

Fuente: Minuto Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>