Exposición de objetos y collages

objetos y collares


Inauguran una muestra conjunta Adolfo y Joaquín Nigro.
Objetos y collages de Adolfo Nigro y pequeñas telas de su hijo Joaquín, se exhiben reunidas en una muestra en la librería y espacio de Arte Menéndez, donde los trabajos de ambos dialogan entre sí, y se funden en el movimiento y en un proceso creativo que se caracteriza por la libertad y el espíritu lúdico.

“La idea de exponer juntos surgió a fin del año pasado y como yo venía embalado con collages italianos -luego de viajar a la Bienal de Venecia-, decido incorporarlos, con objetos pequeños, porque en los últimos años constituyen el 70 por ciento de mi trabajo”, subraya Nigro (Rosario, 1942).

“Siempre el disparador es un espacio, un territorio, una ciudad, un nombre, un día, el tiempo… los primeros collages los hago en 1967″, recuerda en una entrevista con Télam.

“Hay elementos que se repiten como boletos, un naipe roto -hace treinta años que empecé a usar las cartas en los collages, primero las españolas, después las de poker y traje de un viaje a Italia las napolitanas, con una iconografía diferente-, una estampilla -las colecciono-, relojes o referencias temporales sobre el paso del tiempo”, especifica el artista.

Y el collage en su obra aparece como una continuidad de la pintura, en un principio no se independiza. “Pero hoy es visible el collage como recurso puro de recortes, donde utilizo la mano, rompo, o la tijera, ni la línea más finita esta dibujada”, dice.

“Lo que si superabundé mucho es con la tipografía, me lleva tiempo seleccionar las letras, la z tuve que coleccionarlas para elegir la que va, por el color, tamaño, etcétera”, explica.

El collage es utilizado también “para ilustrar libros de poetas amigos”, cuenta, mientras se detiene en cada una de las obras para explicar el itinerario creativo.

Acá, menciona, hay una mezcla, “elementos acuáticos de los veranos y en todos domina la horizontalidad, aunque la verticalidad sea el eje. Y a la música, sobre todo las guitarras”.

“En el verano hice este collage”, indica Nigro en el espacio en el que han sido colgadas sus obras y los acrílicos de su hijo que sintonizan sin dificultad. Un espacio abierto entre los estantes llenos de libros que le dan calidez a esta particular galería de arte, adentro de una librería.

“Se trata de collage que surge de un viaje a Dinamarca, se llama “Marca Vikinga”, y se va armando con espadas de los vikingos, peces, las redes, la idea del juego está siempre presente, partes de la figura humana, y esto es -señala- una runa”.

“Yo parto sin ningún fin, y el propósito aparece cuando capto que hay un contenido determinado y me oriento. El tema plástico, los tamaños también los dirimo sobre la marcha”, comenta Nigro.

Parado frente a un collage veneciano, el artista decodifica los distintos elementos: “Fragmentos de un mapa, el sol, y lo que se desprendía de murales que vi en los museos, esta hoja se va tras una mano que dice `vengan al giardini`. Se llama `Tempo di domani` y cuando estuve en Venecia junté todo lo que pude”.

“Yo hago collages con lo que tiene historia”, dice Nigro y se dirige hacia el panel de los objetos. “Realizados en madera, comprada en el Tigre, pueden ser tablas o cubos de juguete”.

“Y los elementos acuáticos -reitera- son permanentes hace cuarenta años, todos elementos que aparecen de una manera inconciente. Miró decía: `mi pensamiento está en la punta del pincel`. Uso la tijera y el papel y la idea surge del material y del resultado del material”.

Para Nigro, el collage y la madera le dan más libertad que la pintura. Me siento más yo mismo, no tengo explicación. Lo que yo hago lo encuentro en la realidad y lo pongo en la obra, y la pintura es un proceso más intelectual. Esto es un juego”, remata.

Hijo de una familia obrera, Adolfo Nigro debe emigrar a Buenos Aires a principios de la década del 50. Diez años después se recibe en la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano.

Luego estudia en la Escuela Superior de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón mientras trabaja como obrero metalúrgico, albañil, verdulero, camionero y vendedor en el Mercado del Abasto.

En este período se acerca a Víctor Magariños, uno de sus maestros que lo aproxima a la producción de Torres García. En 1966 viaja a Montevideo y se acerca a Gurvich y en ese período clave se nutre de la herencia que había dejado Joaquín Torres García.

Instalado en Buenos Aires, luego de un breve paso por Chile, Barcelona, México, Brasil y Estados Unidos, Nigro retoma las premisas del “Universalismo constructivo” del artista uruguayo.

Los temas de la tierra, el agua y el aire, tres de los cuatro elementos de Gastón Bachelard, son la predominante de su producción objetual, pictórica y también de sus collages.

Desde 1976, obtuvo premios y menciones en salones y certámenes del país. Realizó exposiciones individuales en Rosario, Buenos Aires, Bahía Blanca, Montevideo, Punta del Este, Panamá y Miami.

Participó en la Primera y Segunda Bienal de la Habana (1984 y 1986), en la Primera Bienal de Miami (1986), en la VII Bienal Iberoamericana de Arte, realizada en el Museo de Arte Moderno de México (1990), en la Bienal de Cuenca (Ecuador, 1996), y en la Bienal Interparlamentaria de Pintura del Mercorsur (1997).

Por su parte, Joaquín Nigro opina que su pintura se ensambla con los collages de su padre “porque es muy dinámica, muy colorida.

Estas telas son del año pasado, en acrílico, y se le suman dos obras realizadas con crayones”, distintas a las de su padre pero con un aire de familia.

“Hay elementos lineales como de caligrafía, mucha mezcla de dibujo y mancha, con influencia de los expresionistas”, cuenta Joaquín que ha trabajado anteriormente con dibujos en blanco y negro. Y ha realizado dos muestras individuales (en San Telmo y Rosario) y varias colectivas.

La muestra se puede visitar en Paraguay 431, de lunes a viernes de 10 a 19.
Mora Cordeu/telam.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>