Palermo: una opción para entrenar

parlemo

Los bosques de Palermo no sólo son un gran atractivo para pasar un domingo en familia, sino que también se convirtieron en una especie de gimnasio, donde los porteños realizan habitualmente actividades físicas para mantenerse en forma. Entrenar en un gimnasio tiene sus costos. Uno tiene que abonar mensualmente una cuota para poder realizar actividad física, y eso es un gran impedimento para aquellos que no llegan a fin de mes.

Para todo hay un plan B, y en este caso los Bosques de Palermo cumplen los requisitos. Al caminar por el parque 3 de febrero, como se llama realmente, uno se encuentra con un gran caudal de porteños que deciden ejercitar al aire libre para conservar su forma, o bien, mantenerse saludable.

Aunque no todo es ahorrar en esta vida, algunos prefieren realizar las actividades físicas en el parque, solamente por el hecho de combinar la actividad con la naturaleza de los bosques.

En tanto, aquellos que son reacios a trotar o hacer abdominales, eligen andar en bicicleta o bien, calzarse los rollers y salir a dar vueltas alrededor del lago.

En ese caso Daniela, quien concurre al parque entre 2 y 3 veces por semana atestiguó: “haga frio, o calor, vengo”.

“Vengo por que andar en rollers me gusta, los fines de semana vengo con mi marido, pero en ese caso lo acompaño a correr”, contaba la mujer que muy amablemente se detuvo a dialogar con Ciudad1.

Por otra parte, Gonzalo, profesor de educación física y que actualmente se dedica a ser personal trainer, nos cuenta que muchos optan por entrenar allí dado que prefieren realizar la actividad al aire libre.

“Muchos prefieren la atención personalizada y la dedicación que ofrece un seguimiento especial, a eso le sumamos que entrenar al aire libre ayuda muchísimo y es más distendido que ir a un gimnasio. Este entrenamiento se hace menos estructurado”, cuenta Gonzalo quien asegura que “se logran los objetivos propuestos en menor tiempo, en forma más dinámica, divertida, amena y por sobre todo en forma más segura”.

Cada vez son más los porteños que dejan de lado los complejos que ofrecen tediosas rutinas, y cambian el gimnasio por aire puro, espacios enormes a cero costo.

www.ciudad1.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>