La Casa Rosada, un monumento abierto al público

casa rosada

En el corazón de la Ciudad, la Casa de Gobierno nació como fuerte y vivió como hogar de virreyes y gobernantes.

Todos sabemos que el panteón ruboroso de Balcarce 50, sentado a la cabecera de la mítica Plaza de Mayo, es la casa que ha albergado durante más de un siglo a los gobernantes del país. Pero debajo de sus paredes asalmonadas, de sus explanadas y sus pisos de roble o de mármol, hay un solar que antes sostuvo al fuerte más importante de Buenos Aires, en tiempos tan lejanos como el siglo XVI, y que luego fue residencia de los distintos virreyes que se sucedieron sobre estas tierras en la órbita de la corona española. Hoy, la Casa Rosada es no sólo un emblema nacional, sino también un monumento vivo que abre sus puertas los fines de semana para que sus vecinos puedan adentrarse en su historia.

Para este edificio, reformado, ampliado y reconstruido incontables veces, todo comenzó muy temprano, apenas 14 años después de la segunda fundación de la Ciudad. En 1584, entonces, Fernando de Zárate manda levantar sobre el terreno –tan solo una zanja con terraplenes- una construcción amurallada de 120 metros de largo, con foso y puente levadizo, a metros de las barrancas que delimitaban la orilla del río. Tuvieron que pasar cien años para que se convirtiera en fuerte propiamente dicho, cuando se rehizo íntegramente en ladrillo y lució murallas y bastiones que perduraron hasta su demolición parcial, en 1850. Luego de restauraciones indicadas por Mitre y Sarmiento, el presidente Roca concretó la unión mediante un arco del esplendoroso Palacio de Correos con la Casa de Gobierno, dando a la Casa Rosada su forma definitiva.

En su interior habitan imponentes escaleras y esculturas, tapices franceses, muros y cielorrasos con motivos renacentistas y galerías con bustos y retratos de los héroes nacionales. Además, cuenta con un Museo que posee un acervo de varios miles de piezas de carácter histórico y artístico que abarcan desde el período hispánico hasta los presidentes argentinos, y el agregado de un célebre mural de Alfredo Siqueiros encargado por Natalio Botana.

Visitas guiadas a la Casa Rosada: sábados, domingos y feriados de 10 a 18 h | En inglés: sábados, domingos y feriados a las 12.30 y a las 14.30 h

Las visitas son gratuitas y requieren inscripción previa a través de la página https://visitas.casarosada.gob.ar/

Horarios del Museo: miércoles a domingo y feriados de 10 a 18 h (ingreso hasta las 17.30 h).

Entrada gratuita.

Crédito de fotos: Gentileza Ente de Turismo de la Ciudad.
Fuente: Disfrutemos BA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>