Greta Gerwig hace historia con su ópera prima

greta

Una de las actrices independientes más importantes del cine norteamericano debutó como realizadora en el filme Lady Bird. Con esta producción, se convirtió en la quinta mujer en ser nominada en la categoría de mejor director

El movimiento mumblecore de cine independiente norteamericano se puede definir como esas películas en las que los personajes balbucean y mascullan al hablar y son totalmente incapacitados para expresar de forma clara y evidente sus emociones y deseos. Dentro de ese universo, la estrella Greta Gerwig se convirtió en la que más brilló entre las actrices, aún por encima de figuras como la de Lena Dunham. Sin embargo, en la actualidad llegó a ser considerada uno de los talentos más importantes entre los contadores de historias, cuando lanzó su ópera prima como directora: Lady Bird.

En esta cinta, la realizadora logró trasladar sus vivencias personales a la pantalla. Para ello, utilizó a la joven y talentosa actriz irlandesa Saoirse Ronan como la cara de una adolescente en busca de una vida fuera de la monotonía de la ciudad de Sacramento, California, que vio nacer a Gerwig y la interpeló durante su adolescencia. El camino que la protagonista transita surge a partir de lo descrito en el diario íntimo de la propia directora, al que Ronan tuvo acceso.

¿Qué tiene para ganar?

Por esta película, la artista estadounidense fue nominada como mejor directora en la 90a edición de los Premios Óscar. Si bien uno de los mejores trabajos lo hizo Christopher Nolan, no resulta evidente que este sea lo suficientemente potente como para otorgarle el galardón. Entre los otros nominados no hay ninguno que parezca haber hecho más méritos que el resto.

Dentro de esa paridad, la figura de Gerwig se acrecienta porque es su debut en el rubro, es una artista independiente, y porque puso su historia al servicio del filme. Además, este es muy entretenido y femenino, justo lo que Hollywood necesita hoy.

Rachel Morrison, la primera fótografa ternada

Pasaron 89 ediciones de los premios más importantes del cine y nunca una mujer había sido nominada como mejor directora de fotografía.

En la 90a edición se rompió ese invicto y, por primera vez, Rachel Morrison, la directora de fotografía de Mudbound, ha conseguido el honor de competir por ese reconocimiento. Además, en breve se conocerá su trabajo en el filme Pantera Negra.

www.diariohoy.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>