Mojito, mate cocido y flan con dulce: los gustos más exóticos de las heladerías

helado

Las opciones son cada vez más amplias y las cadenas apuestan a opciones propias para cautivar a sus clientes. En esta nota, un repaso por las nuevas tendencias

Por: Mariana Gándara mgandara@infobae.com

Hace tiempo el helado dejó de ser un producto estacional propio del verano. La variedad de propuestas gourmet y la constante innovación en sabores cambiaron la modalidad de consumo. Hoy, el argentino lo consume sin importar la época del año y las heladerías hicieron mucho para que esto suceda. Entre las iniciativas, la constante innovación.

Si bien la mayoría de los clientels elige los sabores tradicionales, las heladerías apuestan a acaparar nuevos adeptos con propuestas únicas. Algunos sabores sólo duran un tiempo, mientras que otros logran permanecer. Pero todos surgen de un largo trabajo previo de evaluación.

“Tenemos un plan de desarrollo que incluye a muchos departamentos: marketing, producción, maestros heladeros, chef… etc. Un gusto nuevo puede surgir de una investigación de tendencia mundial en lo gastronómico, una oferta de una materia prima específica de un proveedor, una idea en alguna reunión de brainstorming. Lo cierto es que estamos en constante desarrollo de nuevos gustos, y vamos lanzando según, ahí sí, una estrategia de marketing”, explicó Mariana Rojas, encargada de marketing de Chungo.

“Para el Bicentenario lanzamos gustos como Arroz con Leche, Queso y Dulce y Flan con Dulce de Leche, de los cuales hoy quedó en los locales el Flan con Dulce de Leche”, indicó, al tiempo que destacó los nuevos sabores de la cadena: Mojito (leche de lima, menta y ron con jale de lim), Manzana al caramelo, inspirado en el recuerdo de comer la manzanita caramelizada en las plazas porteñas, y Mousse de Naranja al Cioccolato, entre otros.

“Al público le encanta que innovemos, y muchos de ellos adoptan los gustos como sus favoritos. Un ejemplo concreto es el Nicoletta Avellana: desde que lo lanzamos no para de incrementar su venta”, destacó Rojas.

Es que el argentino es un gran consumidor de helados y los nuevos sabores invitan a renovar la clientela. De una investigación realizada por la Asociación Fabricantes Artesanales de Helados y Afines (Afadhya) surgió que un 80% de la población consume helado artesanal habitualmente y, de ellos, el 27% se definieron como fanáticos, es decir, aquellos que consumen helado durante todo el año y piensan que siempre es una buena ocasión para hacerlo, además de buscar nuevas heladerías y probar nuevos sabores.

Sin ir más lejos, el “boom” de los sabores también alcanzó al papa Francisco, quien ya tiene su propio sabor. El equipo de heladeros argentinos, representante de la Afadhya, presentó en la competencia más grande del mundo de artesanía heladera un gusto a base de crema americana y salsa cítrica de limón, inspirado en los colores de la bandera papal.

Una de las heladerías pioneras en esta materia es Jauja. La heladería ofrece propuestas inspiradas en frutos locales o costumbres argentinas. El sabor Mate Cocido, Cardamomo, Cerveza, Sauco de la Pasión y Limón y Melisa, son algunas de sus originales variedades.

“Somos pioneros en el uso de muchos frutos patagónicos que hoy se están conociendo más en el mercado. Destaco al famoso Calafate con leche de oveja, que, como bien dice su nombre, está elaborado con ese fruto silvestre. El problema con el que nos encontramos es que se trata de un fruto silvestre, que se recolecta de manera artesanal en lugares de no tan fácil acceso y del que no existen todavía cultivos controlados. Por ese motivo, es un producto escaso. Como todo lo que escasea, eso genera avidez por parte del público y genera mucha demanda”, resaltó Melchor Mazzini, uno de los dueños de la heladería.

Hasta las golosinas lograron colarse en las heladerías. Hay sabores inspirados en ellas y hasta se realizaron alianzas con marcas de dulces para poder incorporarlos. En el caso de Chungo, la idea surgió de armar algo así como un sandwich helado con galletitas Toddy. “En nosotros surge como una necesidad de ampliar nuestro target etario. Creemos que es necesario tener productos para todas las edades y situaciones de consumo”, expresó Rojas.
Quienes optan por estas propuestas suelen ser jóvenes que disfrutan de la buena cocina y tienen ganas de salirse un poco de la rutina. En general, los adultos son los que optan por los sabores tradicionales. “La mayor parte del público suele elegir un sabor clásico y uno ‘raro’. Y yo haría lo mismo. La idea es disfrutar de lo conocido y divertirse con lo nuevo, lo distinto”, analizó Mazzini, al tiempo que reveló que entre sus próximos proyectos está crear un helado de palta con otros ingredientes e infusiones combinadas con frutas en un helado de Lassi, una bebida de origen hindú.

Fuente: www.infobae.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>