El adiós a Bacalov, el argentino que ganó un Oscar y compuso la canción de Django

Cine

El compositor recibió el premio por la música para El cartero. Su gran hit fue la canción para el clásico western

Por Redacción LA

El pianista y compositor italo-argentino Luis Bacalov, ganador del Oscar en 1996, falleció este miércoles a los 84 años en Roma, donde residía, informó su familia.

El afamado director de orquesta, que ganó el Oscar por la música de la película El cartero, había sufrido un derrame cerebral y estaba internado en un hospital de Roma, donde residía desde 1959.

Nacido en Buenos Aires el 30 de agosto de 1933 se inició en el piano a los cinco años y a los veinte partió a Europa donde desarrolló una carrera exitosa como compositor y arreglador que lo llevó primero a España, luego a Francia y por último a Italia, su hogar por adopción.

Trabajó con afamados músicos italianos y fue autor de temas de gran suceso para cantantes como Riva Pavone, Milva y Claudio Villa, entre muchos otros.

También puso música al servicio de cineastas de la talla de Federico Fellini, Pier Paolo Pasolini, Ettore Scola, Francesco Rossi y Quentin Tarantino.

En 1966 compuso para la película Django la canción homónima, que fue un éxito mundial y en 2012 volvió a escucharse luego de que el director Quentin Tarantino la utilizara para su cinta Django sin cadenas.

Tras alzarse con el Oscar, Bacalov se vio obligado luego a compartir la autoría de El cartero con Sergio Endrigo que le hizo juicio por la similitud con una pieza de la que era autor. La controversia se saldó con un acuerdo pocos años atrás.

Ya había sido nominado para el Oscar en 1995 por su música para la película El Evangelio Según Mateo, del director Pier Paolo Pasolini.

Bregó en las fuentes de tango una esencia que llevó en su música y que la hacía de una característica inconfundible.

“Ernesto Sábato escribió una frase memorable que dice que ‘el tango es un pensamiento triste que se baila’. Más allá del inmenso respeto que siento por este gran escritor, para mí es reductivo describir así el tango, que para mí es un pensamiento triste que también se puede no bailar, sino tan sólo escuchar”, había dicho Bacalov años atrás en una entrevista.

www.losandes.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *