El violinista Bertero estrena disco con orquesta: «Celebro 60 años de identidad tanguera»

Música Tango

Miguel Ángel Bertero estrenará el jueves desde las 20.30 con un concierto gratuito en La Casa del Tango, su álbum «Cien por ciento Tango Argentino» donde aborda clásicas composiciones del género arregladas para violín solista y orquesta.

El violinista Miguel Ángel Bertero estrenará el jueves desde las 20.30 con un concierto gratuito en La Casa del Tango (Guardia Vieja 4049, Capital), su flamante álbum «Cien por ciento Tango Argentino» donde aborda clásicas composiciones del género arregladas para violín solista y orquesta.

«En este disco vuelco 60 años de identidad y emoción tanguera desde una formación orquestal poco común», comentó Bertero durante una entrevista con Télam.

El músico, nacido hace 69 años en Santa Fe y también formado y forjado en la música académica, apeló a un repertorio integrado por piezas como «Café La humedad», «Caserón de tejas», «Taquito militar», «Pedacito de cielo», «Madreselva» y «Oblivion», arregladas por Fabián Bertero, Lisandro Adrover y Jorge Rutman.

Para el registro recurrió a los violinistas Fabián Bertero, María Laura Bertero, Gustavo Bertero, Ahram Kim, Rubén Protto, Carlos Sanguino y Leonardo Willimann, a las violas de Washington Willimann y Claudio Melone, a los cellos de Diego Sánchez y Néstor Tedesco, al contrabajo de Horacio Cabarcos, al bandoneón de Santiago Gil, al piano de Elisa Muñoz Bertero, y a la percusión de Pocho Porteño.

En su fecunda trayectoria dentro del género, el violinista trabajó, entre otros, con Alberto Podestá, Roberto Goyeneche, Virginia Luque, Susana Rinaldi, Jorge Falcón, Raúl Lavié, Eladia Blázquez, Sexteto Mayor, Osvaldo Berlingieri, Mariano Mores, Raúl Garello, Carlos García, Osvaldo Requena, Osvaldo Piro, Lisandro Adrover, Leopoldo Federico, Enrique Mario Francini, Elvino Vardaro, Fernando Suárez Paz, Antonio Agri, Mario Abramovich, Eduardo Walzac y Reynaldo Nichele.

Télam: Dentro de la estética del género ¿qué implica poner el acento musical en su instrumento, en el violín?
Miguel Ángel Bertero: Los temas que elijo en general tienen letras hermosas y belleza en sus melodías. Yo sé que un buen cantor de tango no se puede reemplazar, pero mi desafío es con mi violín delinear y decir con el instrumento lo que podría hacer un cantor.

T: ¿Puede señalar algunos aspectos que expliquen la importancia del violín en el tango?
MAB: Creo que no existe género, o muy pocos de ellos, que no le den importancia al violín. Es un instrumento muy dúctil, ágil, muy dulce y áspero cuando se desea. El tango es uno de ellos. No olvidemos que Canaro, D’Arienzo, Gobbi, Vardaro, Francini fueron todos violinistas y grandes directores y compositores.

T: ¿Qué puede anticipar del concierto de presentación del álbum en La Casa del Tango?
MAB: Va a ser presentado con 17 excelentes músicos en el escenario, con un solista de bandoneón invitado, el maestro Lisandro Adrover. Seguramente va a ser una noche de tango muy gratificante para los que gustan de este estilo de tango.

T: ¿Siente nostalgias del tiempo en el que el tango era una música hondamente popular en el país?
MAB: Por supuesto y agradezco a Dios haberla vivido.

T: ¿A qué atribuye el repliegue del tango en la escena musical argentina?
MAB: Creo que fue un fenómeno mundial. Aquí se dejó que otros géneros arrasaran con todo. Recuerdo cuando en los bailes subíamos con la típica al escenario que la gente se sentaba y no bailaba. Además sabíamos que era obligatorio poner orquestas de distinto género, lo cual era más triste todavía. En fin, nos sentíamos de más.

www.telam.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *