Cada vez son más los que se animan a ejercitarse en las alturas

Varios

Las acrobacias con telas y el pole dance son dos de las disciplinas que vienen ganando cada vez más seguidores en el país. Cuáles son las principales ventajas físicas y anímicas de practicar estas actividades que desafían la ley de gravedad

Si de encarar una nueva actividad física se trata, una de las claves para lograr constancia y no abandonar en el intento será que la disciplina nos «atrape» y a la vez notemos sus beneficios en nuestro cuerpo.

En esa línea se ubican rutinas tan novedosas como entretenidas como lo son el pole dance y la gimnasia con telas, ambas tienen en común que se practican en las alturas.

A continuación, los beneficios de estas rutinas, para quienes estén a la búsqueda de algo nuevo para ponerse en forma.

Ayudan a bajar de peso

La práctica de cualquiera de estas actividades ayuda a perder peso, en especial cuando se combina con otros ejercicios para quemar grasa. En una sola clase, el alumno puede quemar entre 300 y 500 calorías, ya que se combinan ejercicios aeróbicos y anaeróbicos, de resistencia y de fuerza. Como todo trabajo físico, en la medida que uno lo realice con frecuencia y moderación, ayuda a mantener un buen estado de salud corporal.

Aumentan la flexibilidad y el tono muscular

El entrenamiento combina ejercicios de fuerza, resistencia y flexibilidad. Desde las primeras clases lo primero que se trabaja es la fuerza, dando la cantidad de ejercicios necesarios en forma moderada para adquirirla. En paralelo, se trabaja la resistencia, sobre todo en las entradas en calor. Con respecto al trabajo de flexibilidad, se da al final de la clase ya que de esta manera se puede realizar un correcto estiramiento de los músculos, ayudando a eliminar toxinas corporales propias de una actividad física y fundamentalmente ayudando a prevenir lesiones y mejorando la elasticidad de los mismos.

Ambas actividades trabajan sobre la elongación, para reducir la tensión del cuerpo. Se incorporan distintos movimientos de estiramiento como trabajos de flexibilidad de tronco, ya sea hacia el frente o hacia atrás (arco), distintas aperturas de piernas (sagital, frontal), trabajos de flexibilidad sobre las torsiones corporales, brazos, apertura de cadera, trabajos posturales, sostenes, trabajos sobre los pies (empeines), entre otros, permitiendo mejorar la línea y las posturas corporales. Estas disciplinas suman además a la coordinación de movimientos y el equilibrio.

Elevan la autoestima

La capacidad de adquirir habilidades gimnásticas mejora la confianza de los que practican esta actividad y, quienes las practican con frecuencia y a lo largo del tiempo, van a sentirse más sanos, atractivos y rejuvenecidos.

Además de contribuir al modelado de la figura tanto femenina como masculina, estas disciplinas generan endorfinas como cualquier otro ejercicio, lo que hace que el que lo practica se sienta bien.

Mitos sobre el pole dance

El pole sport es diferente a la gimnasia artística sólo porque en lugar de hacerlo en una barra fija se hace sobre una barra vertical, luego todas las acrobacias realizadas en las barras son similares, de alto nivel de complejidad y de suma técnica, elegancia y precisión.

Aunque todavía es considerado como una práctica de clubes nudistas, la incorporación de técnicas de acrobacias, palo chino y gimnasia artística la hicieron una actividad deportiva de alto rendimiento con numerosos beneficios. Recientemente, fue presentada al Comité Olímpico para ser evaluada en los próximos Juegos Olímpicos de 2016.

Por sexto año consecutivo se llevarán adelante los campeonatos argentino y sudamericano de pole dance más importantes de la región.

Asesoró: Daiana Ferrari, profesora de educación física y profesora de pole dance en Art Dance Studio.

Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *