El Metropolitan de Nueva York expone 36 fotos de William Eggleston

Cine Varios

Se trata del artista estadounidense que inspiró películas como Fargo, Terciopelo azul, Elephant y Las vírgenes suicidas, y que le dio al color la categoría de lenguaje artístico

Crédito foto: egglestontrust.com

William Eggleston (1939), pionero en los 60 de la moderna fotografía en color y considerado aún hoy, cincuenta años después, uno de los mejores fotógrafos norteamericanos del siglo XX, protagoniza desde ayer en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York (MET) la muestra A War With The Obvious. Photographs by William Eggleston, que estudia las influencias presentes en sus trabajos, desde la música barroca hasta Walker Evans o Henri Cartier-Bresson y su poético análisis del paisaje físico y social de la zona del delta del Mississippi, la región donde nació.

La muestra celebra además la adquisición por parte de este centro, en 2012, de 36 impresiones de imágenes de Eggleston que amplían los fondos que el MET ya atesora del artista y que constan del portfolio 14 Pictures (1974), de quince impresiones de su libro William Eggleston’s Guide (1976) y de otras siete fotografías claves en su trayectoria.

El nexo común de sus obras es su representación de espacios públicos comunes (parkings, estaciones de servicio, moteles a los costados de las autopistas), en las que emplea el color de modo intencionadamente excéntrico e intenso, tratando de convertir en poéticos mediante el uso del cromatismo escenarios que por sí mismos podrían resultar banales y de abrirles además a segundas interpretaciones más allá de su rápida contemplación.

El título de la exposición, abierta hasta el 28 de julio, procede de unas declaraciones en las que el propio Eggleston declaró trabajar en guerra contra lo obvio, tal como materializó en instantáneas como Peaches! (1970), en la que mostró una fruta a medio comer sobre un tejado de zinc propio de un bar de carretera, o en Greenwood, Mississippi (1980), donde aborda procesos de tintado cromático y Memphis (1970), icónico estudio de un triciclo infantil.

Además de beber del trabajo de los grandes fotógrafos anteriores, Eggleston ejerció una notable influencia en la temática de generaciones de artistas, músicos y cineastas, ejemplificados en Nan Goldin, David Byrne, David Lynch, los hermanos Coen, Sophia Coppola, Gus Van Sant y Wim Wenders.

Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *