Shakespeare, ¿inventor, falsario o recreador?

Varios

En «Contested Will: who wrote Shakespeare?, el especialista estadounidense James Shapiro barre con argumentos prácticamente incontrovertibles las dudas que aún existen sobre la verdadera identidad del bardo británico en una biografía casi definitiva.

En declaraciones a la prensa, el estudioso aseguró que las especulaciones sobre la identidad y la existencia del autor de «Romeo y Julieta» empezaron 200 años después de su muerte, cuando el romanticismo identificaba la obra con la vida de un artista.

La autoría de sus sonetos, pasada la moda de su posible invención de un colectivo de escritores, no está puesta en duda, aunque sí el personaje de «Dark Lady», que según el especialista Duncan Salked, sería una prostituta que Shakespeare frecuentaba en la zona de Clerkenwell.

La dama en cuestión, para el académico de la Universidad de Chichester, la «Dama Oscura» fue en vida una conocida madama más conocida como «Lucy Negro» o «Black Luce».

Salkeld dice haber encontrado evidencias en el diario de Philip Henslowe, dueño del Rose Theatre, que daba refugio a la compañía rival de Shakespeare.

Lo que los exégetas del hombre parecen ignorar -no se sabe si deliberadamente o no, o por razones de mercado- es que sea una u otra, la «Dama Oscura» no guarda ninguna relación axiomática o lógica con la producción de uno de los mayores dramaturgos de la historia de Occidente.

Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *